Con motivo de la sentencia del Tribunal Supremo de 18 de octubre de 2016 que declara la improcedencia del recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad impuesto en vía judicial, desde umivale queremos informarles de los aspectos más destacados:

  • Objeto del litigio

El Juzgado Social Nº 2 de Palencia, con fecha 08/05/2014 revoca la resolución administrativa del INSS, declara en sede judicial la responsabilidad empresarial en el accidente de trabajo sufrido y en consecuencia, declara el recargo del 40% de las prestaciones con cargo a su empleadora. Dicha resolución sería confir-mada por Sentencia del TSJ de Castilla y León de fecha 04/02/2015.

La representación procesal de la empresa interpone Recurso de casación ante el Tribunal Supremo, quien por Sentencia de 18/10/2016 estima el Recurso, anula la sentencia recurrida y resuelve el debate de Suplicación mediante nueva sentencia que desestima la demanda y absuelve a la empresa demandada.

  • Cuestiones que se resuelven en la sentencia

En aquellos casos en que no exista acto u omisión imputable a la empresa que haya incidido en el accidente, habiendo recibido el trabajador con carácter previo la formación suficiente en materia de prevención de riesgos laborales, disponiendo de los medios adecuados (equipos de trabajo y EPI´s), que no utilizó, no cabe establecer la relación causa efecto entre la omisión por la empleadora de las medidas de seguridad y el resultado dañoso, y ello, tal y como ocurre en el caso que nos ocupa, aunque el accidente se produzca en presencia del jefe de equipo que actuaba a petición del encargado, quien se ha-bía ausentado.

  • Fallo y consecuencias

Se estima el Recurso de Suplicación interpuesto por la empresa
La sentencia dictada por la sala de lo Social del TS en unificación de doctrina, incide en que la conducta de los trabajadores (incluido el traba-jador accidentado), que conocían las prescripciones indicadas y dispo-nían de los medios a su alcance, no permite establecer la relación causa-efecto entre la omisión de medidas de seguridad, que no se puede imputar a la empresa, y el resultado lesivo para el trabajador.